01 septiembre 2008

EL TERCER HOMBRE



Me imagino que ya conocen esta película, luego no hace falta que cuente el argumento, y si no la conocen no seré tan desconsiderado como para desvelarselo. El caso es que es una película que descubrí gracias a la televición. Para ser más concretos, la retransmitieron en un programa de debate que se llamaba "la clave", creo que no había cumplido los 16, desde entonces la he visto, la he grabado en video, me la he bajado de internet en español y en inglés y siempre me gusta. Aunque particularmente prefiero verla en soledad y cuando mi estado de ánimo está un poco abatido y no veo visos de que la situación mejore en el día. Raro que es uno, pero el cine y otras tantas cosas son como la comida, de vez en cuando tienes un antojo.
.
Dirigida por Carol Reed. y protagonizada por Joseph Cotten, Alida Valli, Orson Welles y Trevor Howard, la película es un historia de personajes solitarios, uno casi diría que han optado por ello voluntariamente, pero con diferentes tipos de soledad, Holly Martins (Joseph Cottten) solitario en su necesidad, dispuesto a ir a cualquier lado del mundo con tal de salir adelante y que va descubriendo a lo largo de la película a su mejor amigo; Anna, refugiada y abandonada prefiere continuar en su soledad motivada por su fidelidad a Harry Lime (Orson Welles); que, a su vez, se encuentra en la soledad del acorralado y huido que sólo es ambiguamente ayudado por interés; en cuanto al mayor Calloway (Trevor Howard) es el solitario obsesionado por la captura del tercer hombre que vive aislado en el trabajo. Podríamos decir que la película capta el periodo de tiempo que los cuatro personajes coinciden. Al final, cada uno vuelve a su soledad. Muchos hablan de la presentación de Harry Lime como una de las mejores escenas de la película, pero yo me quedo con la secuencia final.
.
Pero si volvemos a la presentación de Harry Lime, la primera aparición de Orson Welles en la película, creo que es impecable la expresión de su cara, que a mi me parece manifestar diferentes emociones: el estupor de haber sido sorprendido, la emoción de ver al amigo, la pesadumbre de saber que hay un nuevo problema y otras que no sería capaz de descifrar.
.
Se me olvida un personaje más que nos acompaña durante toda la película: la música de cítara compuesta e interpretada por Anton Karas. Ésta enlaza las escenas y prepara al espectador para lo que va a presenciar, no es que sea un narrador, sino un compañero de sala que va transmitiendo las emociones que se debe sentir. Vean sino como desde la presentación de títulos nos va introduciendo en la trama.
.
Por último, me van a permitir que les de un consejo, si tienen oportunidad veánla en inglés, se aprecia mejor la música y, si ya la han visto en español, verán como no cuesta mucho trabajo entenderlo. Les dejo con la música de la película y la Viena de entonces y ahora.

3 comentarios:

Domingo dijo...

La cítara de Karas es un personaje más de la película. Inolvidable. La película, en mi humilde opinión, supera con creces al libro de Graham Greene en el que está basado y mira que es raro que la versión cinematográfica sea superior a la literaria, ¿eh?, pero en este caso así es.

luferura dijo...

Tienes razón en que la película supera al libro y es raro. Hay una anécdota el protagonista en el libro se llama Rollo Martins, pero Joseph Cotten se negó a actuar con ese nombre porque Rollo en USA era nombre de "homosexual estúpido".

Un abrazo

Fernando Solera dijo...

Ya no se hacen películas como las de antes, está claro. Una auténtica delicia.