03 septiembre 2008

FUEGO AMIGO

Fuego amigo es un término militar que se refiere al hecho de que los contendientes de un mismo mando abren fuego sobre otros combatientes que son del mismo bando. Es uno de esos términos que sólo los militares entienden dentro de su particular y, a veces muy envidiable, lógica. Difícilmente un fuego es amigo, y no creo que sea un consuelo para nadie que el que te haya enviado al otro mundo sea de tu bando o un enemigo ¡pues menudos amigos! Dentro de esa corriente que nos lleva a presumir de entendido si lo decimos raro, algunos "expertos-pedantes" lo denominan "blue on blue", de esta forma parece que tienen más mundo.
.
Pero el fuego amigo tiene una condición que lo hace único: es fruto de una confusión y se hace sobre el que se considera enemigo peligroso. Si se hace intencionadamente contra un enemigo incapaz o contra un socio, es un asesinato.
.
Asistimos muchos días a multitud de fuego amigo en forma de declaraciones. Cuando el señor Aznar enmienda la plana a al señor Rajoy, cuando el señor Rajoy se empeña en hacer culpable al señor Zapatero de una crisis por negarse a llamar las cosas por su nombre , cuando el señor Zapatero se empeña en tratarnos con un paternalismo que obliga a una ministra a inmiscuirse en los asuntos de Spanair (no sé como abría reaccionado una compañía americana ante esta situación). Hay otros casos que rizan lo rocambolesco: la Comunidad de Madrid se quiere convertir en acusación particular acompañando a una denuncia contra médicos que dependen del Servicio de Salud de la Comunidad de Madrid.
.
Está habiendo demasiados casos de fuego amigo que ponen en evidencia a la nave española, hasta el punto que más de uno debería preguntarse si forma parte de la tripulación o está pugnando por abandonar el barco antes que las mujeres y los niños, bueno sólo los niños, que por igualdad y paridad deberá haber el mismo número de naúfragos que de naúfragas. O quizás estamos asistiendo a una pugna por hacerse con el gobierno de una nave, que siendo tratada de la forma que lo está siendo, va a ir irremisiblemente a la deriva.
.
Creo que pocos dudan que vienen tiempos difíciles, a los que el señor Zapatero les ha pronosticado el fin en la segunda mitad de 2009, ya saben que lo mejor para luchar contra la desaceleración es ser optimista. Otros dicen que hay que escindirse y otros que lo mejor es que el gobierno haga otra cosa. Me van a perdonar el atrevimiento, pero en mi opinión a los tiempos difíciles hay que encararlos con calma, prudencia y unidad.
.
Así que menos fuego amigo, menos fuego cruzado y más seriedad y prudencia, que todos vamos estamos en lo mismo.
.

2 comentarios:

Andrés Álvarez dijo...

Yo estoy de acuerdo con el razonamiento expuesto. Por mucho que no nos guste el Gobierno (del latín gubernum, timón) del jefe o incluso la misma nave, todos somos tipulantes, y si esto s va a pique no creo que haya botes para todos...por desgracia.

Saludos.

Fernando Solera dijo...

Lo del segundo semestre del 2009 es como si dice que en el verano del 2010 habrá una vacuna contra el SIDA. No tiene ni puta idea de lo que dice, pero ni pajolera idea, Luis Fernando. Y lo peor de todo es que en este barco viajamos todos, y nos vamos a dar una ostia que va a hacer época. En fin, perdona mi lenguaje, pero es que tengo tan claro que esto se hunde, que ya sólo me queda el exabrupto. Un abrazo.