17 julio 2016

MÁS QUE MERECIDO.

Les invitaría a leer la editorial que publica hoy elpais.com que se titula "Que se vayan todos" en él se llega a la conclusión de que los españoles no nos merecemos a nuestra clase política y que si son incapaces de lograr un acuerdo deberían irse. No sería la primera vez que leo este comentario, también lo he oído y admito haberlo compartido. Los españoles no nos merecemos a nuestra clase política, y somos capaces de decirlo como si nuestros políticos no fuesen un producto de la sociedad que formamos. Me duele estar equivocado cuando he compartido esta idea, pero al final llego a una conclusión: nos merecemos la que está cayendo.

En todo caso, si nos analizamos con la calma necesaria, y sin mucha pasión, descubriremos que sus capacidades políticas no son más que un reflejo de nuestras capacidades sociales. Para muestra un botón: ¿son los concursantes de master chef una representación de la sociedad española? debemos admitir que si.También debemos admitir que ante sus cualidades, no culinariamente hablando, nos merecemos a nuestra clase política..

Tras ver las reacciones a la muerte del señor Victor Barrio en una plaza de toros, ¿pueden considerarse como una excepción? en mi opinión no lo son, demuestran la existencia de un grupo, que como nuestros políticos, son capaces de justificar cualquier cosa con tal de lograr un fin. Posiblemente Hitler fuese tan animalista como ellos y posiblemente se merezcan un dirigente como él. Pero seguro que se merecen, sobradamente, los políticos que nos representan.

No son solo nuestros políticos los que andan detrás de un pelotazo, o detrás del oportunismo. Tampoco son ellos los que se pegan al aparato de televisión a consumir el "Sálvame" en cualquier formato o el "Gran Hermano" de turno; somos nosotros. Igual que somos nosotros los que los hemos votado. Somos nosotros los que nos lo merecemos.porque no nos exigimos ser un poco mejores, por que, políticamente, pensamos que el botellón es suficiente. Nos lo merecemos porque no somos capaces de cortar tajantemente una discusión; porque no sabemos percibir el dolor ajeno; porque, como los tahures , vamos a sacarle el dinero al que más pierde y no al que más gana; porque nos gusta matar a la gallina de los huevos de oro; porque somos donantes por obligación y receptores por vocación. Porque hemos votado con el mayor beneplácito a una retahíla de vividores y no nos hemos planteado que hacer para exigir que ellos hagan lo que deben de hacer: gobernar.

Perdónenme, nos merecemos con creces esta clase política y las desgracias que acarrea. 


18 junio 2016

LOW COST, MUCH SHIT

Para el que no lo entienda; Bajo coste, mucha mierda.


Los sabios filósofos de nuestra sociedad nos dicen que no se debe generalizar pero, a la vez, otros sabios van creando sacos donde categorizar eventos que pasan, libros que se publican, compañías o empresas. Y así hablamos de fenómenos virales cuando hay muchas visitas en internet; de prensa amarilla o del corazón...


En el caso de las compañías aéreas se habla de las compañías "low cost", aunque muchas veces me pregunto en qué categoría entran aquellas compañías que no son low cost. Como decían unas amigas: la aviación ha perdido el glamour, ya no se puede ir al avión con tacones altos.

A poco que nos espabilemos, si no vean una película del oeste, nos daremos cuenta de que a los pasajeros nos tratan como a ganado. Vamos de puerta en puerta hasta llegar al avión correspondiente, allí solo hay que sentarse en el cubículo que a uno le toca hasta llegar a su destino, donde irá de puerta en puerta hasta salir del aeropuerto.

Los aeropuertos hacen difícil determinar dónde está la diferencia entre una compañía low cost y una que no lo es. En un aeropuerto se sigue siendo el mismo ganado y aunque una compañía no sea low cost, no se va a llamar high cost (no son tontos) ni va a decir que es de lujo (no somos tontos y nos daríamos cuenta). 

Tendremos que llegar a la conclusión de que lo que ofrecen las low cost es un billete económico, que no tiene porqué ser barato. Como en las antiguas charter, usted paga para ir a un destino que no siempre es de línea, como en un autobús, solo paga por el desplazamiento. Si quiere llevar un bulto más tendrá que pagar por ello, si quiere comer o beber tendrá que pagar por ello, en fin... cualquier extra hará que el cost sea menos low, pero su viaje será bastante espartano de todas formas.

En nuestro caso, creo que RyanAir es la reina del low cost, casi me atrevería a decir que tiene vocación de compañía ganadera, aviones repletos que vuelan por toda Europa y ejecutivos agresivos que siguen una política de hacer favores que no se solicitan, una maleta más por 8€, gran favor, o facturar el equipaje sin más explicaciones que hay mucho, otro gran favor. Una cicatería que raya en lo cutre, las revistas de la compañía hay que devolverlas. Una política de asientos muy simple: el que te toca (por lo menos no es a maricón el último). Quizás esa sea la diferencia con otras compañías en que puedes escoger ir apretujado en la ventanilla, emparedado en medio o golpeado en el pasillo. RyanAir no te da la oportunidad: donde te ha tocado.

El interior del avión no es cómodo, en general como cualquier avión, cualquier sitio es bueno para llevar una cabeza de ganado (perdón, pasajero quería decir) si cabe en el cubículo. Pero ese amarillo chillón a la altura de los ojos va entrando en el subconsciente de tal forma que al acabar el vuelo te invita a desalojar el avión de la manera más rápida posible.

Puede que haya mejores compañías, pero también las hay peores, el caso es que al slogan "Vuele en RyanAir y morirá dos veces" no se le puede apostillar, en el caso de otras compañías si se le pueden hacer añadidos, dejaremos para más adelante AirBerlin.


05 junio 2016

¿TONTOS?


La verdad es que me cogen ustedes en uno de esos momentos en que tengo una crisis de españolidad. Intentaré explicarme, tras ver los programas que triunfan en televisión, me estoy planteando dedicar una serie de artículos al programa Masterchef, tras ver y leer las noticias de nuestro país con cierta asiduidad, el juicio del jugador de fútbol Lionel Messi ha sido la gota que desborda el vaso. Es en estos casos cuando podría justificar cualquier nacionalismo que se excluya de semejantes memeces.


Parece ser que en nuestra España se han olvidado de consignas como la de "imaginación al poder", parece ser que hemos asumido que los caraduras se han instalado en nuestro día a día, se han hecho tan cotidianos que son parte de nuestra vida.

En el juicio del señor Messi he tenido la oportunidad de ver dos burradas muy seguidas, algo que va contra lo que me han enseñado desde pequeño. Podemos resumirlo en la siguiente frase: "Yo no sé nada, sólo juego al fútbol, esto lo hacía mi papá", Traducción sencilla "soy gilipollas y la culpa es de mi padre". Es evidente, el señor Messi no sabe leer, debe firmar a duras penas y no sabe qué es lo que firma, es difícil de creer... Pero es más difícil de creer dentro de un ámbito como es el fiscal, en que uno es culpable hasta que demuestre su inocencia (lo contrario que ocurre para otros delitos). El caso es que se lo han creido, el señor Messi ha estado defraudando más de cuatro millones porque es tonto, pero creo que es más tonto el que ha estado dispuesto a creérselo.

Pero todavía es más grave, en mi opinión, que un hijo delate de esa manera a su padre. Me parece mentira que su irresponsabilidad llegue a ese punto de desvergüenza y de desapego por su padre... pero parece ser que eso es lo que le va a la sociedad de hoy. 

22 mayo 2016

TRAGAR SAPOS



La libertad de expresión es un derecho amparado por la constitución. En su nombre se han hecho muchas barbaridades y, bajo la protección de este derecho, se han cometido muchos abusos. Por otra parte, el pertenecer a una mayoría nos hace más sectarios y animales, ser uno más de una masa ingente y uniforme parece que nos limita nuestra capacidad de pensar y nuestras capacidades de entender otras expresiones que no sean las nuestras. Aisladamente no somos asesinos, pero la masa nos desinhibe y nos hace capaces de cometer cualquier fechoría.

Esta semana ha estado marcada por la prohibición o no de las esteladas en el estadio Vicente Calderón con motivo de la copa del rey. Al final se han autorizado, me parece lógico, pero no deja de ser tragar un sapo, aunque ello suponga garantizar el derecho de expresión. Particularmente creo un poco irónico ampararse en el derecho de expresión para lucir una estelada o una bandera republicana cuando este derecho no permite la exhibición de una cruz gamada o una bandera con el águila de San Juan, alguien me podrá decir que incitan a la violencia o que son provocadoras. Pero les recordaré que dos no discuten si uno no quiere. Casualmente he visto más agresiones por parte de los pacifistas que de los belicistas, he visto más provocaciones por parte de los que promueven el cambio que de los que están conformes y, desgraciadamente, en todos he visto más falta de respeto y desprecio que contención. una actitud en la que parece que hay diferentes prioridades en cuanto a los derechos que garantiza la Constitución, y que se puede abusar de unos a la vez que no se respetan otros.

Me he permitido acompañar este post con un cartel de propaganda que ya he visto en otras ocasiones, lo que pone en el cartel podría dar lugar a un debate más largo, pero no es ahí a donde quiero llegar. el respeto por la Constitución me obliga, y es necesario para garantizar la convivencia, a tragar sapos. Y no solo en forma de estelada, tengo que vivir con una ley de "violencia de género" que no reconoce el maltrato que las mujeres puedan hacer a los hombres, el que un hombre le pueda hacer a otro hombre o el que una mujer le pueda hacer a otra mujer. He perdido la subvenciones de los jóvenes porque ya no lo soy y las de los mayores porque todavía no he llegado, puede que cuando llegue pierda hasta la pensión... y, a pesar de todo, no reniego de una Constitución que a unos descerebrados les ampara todo menos la independencia.

Pero reconozco que todos, menos algunos, están haciendo bien su trabajo, y esos algunos son los que tienen la responsabilidad de hacer cumplir la Constitución, si bien la interpretación de ésta es que una estelada es legal en el Vicente Calderón, y los madrileños se tienen que tragar ese sapo; de la misma forma una rojigualda es legal en  el Camp Nou, y se tendrán que comer ese sapo. Tan provocador es lo uno como lo otro y alguien tiene que hacer que se cumpla la Constitución, si esta no se puede hacer cumplir o hay un mal gobierno o una mala carta magna.

14 mayo 2016

CANTOS DE SIRENA


Me imagino que la mayoría de nosotros ha tenido la ocasión de ver la película "Cabaret", en mi opinión, una obra maestra. La canción titulada "El mañana me pertenece", Tomorrow belongs to me, es una excepción en la película, es la única canción que se canta en exteriores, fuera del escenario del cabaret, y tiene un estilo menos frívolo que las demás. La canción es. también un ejemplo de propaganda, a una canción inocente y suave, se van sumando tonos y voces haciendo que una melodía casi pastoril termine siendo un himno apabullante. Independientemente de lo que nos pueda gustar o no la canción, ésta es un canto de sirena.

Mi carácter un poco pesimista y mi imaginación, llevada por este, hacen que la acción se desarrolle sobre 1933, No me resulta difícil imaginar un futuro para los personajes no muy distinto de lo que ocurrió en el pasado, el cantante muerto en Rusia, no en una batalla, sino en una emboscada de partisanos; los otros jóvenes que se unen a la canción fallecidos en Stalingrado o Kursk, decepcionados tras comprobar que el mañana estaba muy lejos de de ser suyo; los hombres maduros con los hogares destruidos tras los bombardeos de Berlín; y a las jóvenes que se unieron a la canción, hambrientas y violadas, como parte del escenario de la derrota. Todos, en última instancia, víctimas de ese mañana que les pertenecía. Siguiendo los cantos de sirena naufragaron en los arrecifes a los que les condujo el nazismo.

Y hoy tenemos que prepararnos, no les quepa duda. Nuestros políticos ya están en campaña, y además erre que erre, ofreciéndonos el mejor futuro, prometiéndonos un mañana que nos pertenece y conscientes de que nuestro mañana es su alimento del presente. Tendremos que oir más cantos de sirena, no sumen su voz a los cantos, no jaleen a los políticos ni les aplaudan como si fueran gentes de la farándula. Exíjanles que sean lo que presumen: serios y honrados, veraces y consecuentes.

Pero antes que pedir a los políticos, requirámonos a nosotros mismos no caer en la trampa y no seguir el hechizo de los cantos de sirena.

21 marzo 2016

DESCONTENTO, PREOCUPACIÓN, DECEPCIÓN Y DESACUERDO.

Hoy me ha dado tiempo a explayarme en la lectura, tanto que he incluido al ABC.es en los períodicos del día. Generalmente comienzo por elpais.com y, según el tiempo de que disponga, sigo con elmundo.es. Como no estoy suscrito a ninguno de ellos, leo lo que me dejan que, en todo caso, es bastante. Lo que más me gusta son las páginas de opinión, más que nada por que en ellas la propaganda de cada medio resulta más lógica, pero tan descara como en los titulares. Hoy lunes los diarios se fijan en la crisis de los refugiados, en el contexto internacional, y en la falta de un acuerdo político en el ámbito nacional. 

Los artículos que me gustaría poner de ejemplo son los siguientes: la columna de Almudena Grandes, que lleva por título "Denarios" y está dedicada al tema de los refugiados, se muestra descontenta con la actitud de los países europeos ante la crisis migratoria, el segundo artículo se titula "El limbo del Pireo" y está firmado por Joaquín Estefanía y en el se muestra preocupado por la situación de los emigrantes que no están contemplados en el tratado entre la unión Europea y Turquía; el tercero se publica en la editorial de elmundo.es con un largo nombre "Sánchez intenta un pacto contra natura y sigue ignorando al PP", en él queda claro la decepción por la falta de calidad de nuestros líderes políticos; y por último me gustaría mencionar el artículo "El amor en tiempos de podemos" firmado por David Jiménez, en el que se mencionan los desacuerdos internos como algo que está acabando con un partido lleno de contradicciones.

A estas alturas, alguien se preguntará a dónde quiero llegar y es que, dentro de lo políticamente correcto, descontento, preocupación, decepción y desacuerdo con una situación son los únicos factores que pueden articular cierta unión entre los españoles, esta unión es, por supuesto efímera. Intentaré poner un ejemplo: UPy D nació del descontento de los socialistas por la política ante los nacionalismos de Rodriguez Zapatero y tuvo una existencia de excaso peso mientras perduró el socialismo propuganado por sus sucesores; los pocos representantes que tenían dejaron patentes sus divisiones cuando se trató de concretar algo que no fuese rechazo,

Y ese es el mal endémico español, somos capaces en ponernos de acuerdo en lo que no nos gusta, pero incapaces de articular una solución a los problemas en que todos estemos conformes. Presumimos de diálogo (algunos incluso de talante), pero el acuerdo es parte del diálogo. Las conversaciones continuas para imponer una voluntad son cháchara. Creo que hoy por hoy, queda patente el inmovilismo de nuestros representantes y que en esta ocasión, el que ellos esté sentados en el Congreso son más muestra de nuestra equivocación que de su falta de talento.

Dentro de ese desacuerdo con la situación puede más acabar con lo que hay, destrucción, que ponerse de acuerdo en lo que debe de haber, evolución. En este sentido el acabar con el bipartidismo está demostrando la ineficacia del multipartidismo... es más, seguimos limitando el mundo político a izquierdas y derechas, como si la política siguiera siendo cosa de dos.


13 marzo 2016

LA CLAVE DE UNA CRISIS: EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS

El primer signo de la corrupción en una sociedad que todavía está viva es el fin justifica los medios. (Georges Bernanos)Lo he dicho muchas veces. La crisis que atravesamos es más moral que económica, esta falta de moralidad en lo personal y de ética en lo social es cada día más patente. La corrupción en todos los niveles aparece diariamente en los medios de comunicación, ya sea en diferentes formas de mordida, soborno, fraude o nepotismo, convive con nosotros. Podemos decir aquello de que "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra"; pero todos se han liado a pedradas, nadie ha sido el primero en corronperse y nadie se ha corronpido tanto como los demás. Discúlpenme la expresión, pero creo que es el mejor ejemplo, diciendo que el otro se ha cagado más que yo, hemos dejado lleno de mierda el patio... pero aquí, como siempre no pasa nada.

Esta crisis de valores se debe, en mi opinión, más que a la situación económica a la educación que hemos ido adquiriendo y a la cultura que nos ha ido impregnando. Digo educación primero por lo equivocado concepto que tenemos del papel de educador, en ocasiones pensamos que el sistema educativo es un ente ajeno a los padres, que los los educadores son los profesores y no los padres, en acasiones pensamos además que nuestro papel más que el de padre es el de colega y ahí agravamos más el error. los profesores son mentores y deben reforzar la educación que demos los padres. Pensamos que el fracaso escolar es culpa del sistema educativo y no alcanzamos a entender que los padres también somos parte de ese fracaso. como dice Manuel Vicent en su columna de el pais.com titulada "Batallas", "la idea de que tu padre se enfrentara al en tu defensa al maestro, al párroco, al alcalde o al policía era impensable", hoy es cotidiana, la defensa de los hijos es sagrada, su formación es algo secundario y aplazado.

Y digo cultura porque también somos esclavoss de ella, diganme que principios transmiten las películas de cine, las novelas actuales o los programas de televisión actuales. Por favor, indíqueme algún ejemplo a seguir desde 1950 hasta ahora, pero no el suyo, no su ídolo; alguien que cualquiera pueda, con independencia de su ideología, pueda estar de acuerdo que es un ejemplo a seguir. No diré que no los haya, pero creo que todos pondríamos algún pero...

Pero creo que la crisis tiene solución y que ésta está en manos de las personas, en que cada uno ponga su grano de arena, en que cada uno sepa sacrificarse... pero eso es algo de antes, los que han sufrido la mala educación y la mala cultura, porque han vivido con ellas desde que nacieron, ya han cogido el relevo.


04 marzo 2016

CARTA AL GENERAL JULIO RODRIGUEZ


Mi general, creo que fue tratado de forma injusta. Aunque no comparta su decisión, creo que ha sido un militar de los pies a la cabeza y que su paso a la política no debió nunca de sancionarse como una licencia con deshonor.


Pero hoy me sorprende su silencio, y siento que sea cómplice y significativo, siento que ese silencio pueda significar que comparte la opinión de Pablo Iglesias y que esté convencido, como su jefe, de que Arnaldo Otegi, haya podido estar encarcelado por sus ideas y no por sus hechos: los asesinatos de los que eran tus compañeros han sido jaleados y justificados por ese energúmeno. Fue condenado por colaborar con esos asesinos, no por sus ideas.

Que su silencio cómplice no haya esclarecido que Pablo Iglesias no ha acertado con esas palabras, le ha hecho traicionar su pasado, del que debería estar orgulloso. Pero no es lo peor, Ese silencio demuestra o que ahora está equivocado o que ha vivido equivocado. No le envidio por ello, Es triste haber llegado a la cúspide de una carrera para descubrir que ha sido una farsa.

Pero lo más triste, lo que es verdaderamente demoledor, es que muchas de las víctimas son sus compañeros, que fallecieron debido a las ideas de ese impresentable sin que a nadie (y ahora usted está entre ese nadie) parezca importarle que hayan costado muchas vidas.

07 febrero 2016

PODEMOS Y PRESTIDIGITACIÓN

Fotografía de el pais.com
Me imagino que ya saben quien es un prestidigitador, aquel que hace juegos de manos con tal habilidad que nos hace pensar que es un mago. En este caso es espectáculo. Pero un prestidigitador también puede ser un trilero, nos esconde la bolita, que al final no está dentro de ningún vaso, o acaba escondiendo la carta de la reina. En esta ocasión el público es estafado.

En cualquier caso, este arte se basa en la distracción, en el que el espectador fije su atención en cualquier lugar que no sea aquel donde está realizando el truco. Hoy he leído un artículo en elmundo.es que se titula "Cádiz, la ciudad que gobierna el carnaval" y lo escribe Don Joaquín Manso, es un análisis de la actuación como alcalde de "el Kichi", un personaje aupado a este puesto con el apoyo del PSOE. Según el artículo este partido tiene razones para arrepentirse del apoyo que le prestó. También según el artículo, la gestión del alcalde es inexistente, pero está ganando adeptos y la intención de voto va aumentando.

Me ha hecho pensar que este partido de izquierdas, juega con las cartas de la igualdad, legalidad y fraternidad, diciendo que están ahí, pero sin mostrarlas en el tapete. Nos hace asistir a un espectáculo con el puño en alto y un niño en brazos mientras se jura la Constitución a la vez que se tiene el firme compromiso de no respetarla y saltársela antes de modificarla. Me da la impresión de que se monta un follón protestando por el reparto de escaños en el momento que se demuestra que Venezuela e Irán han financiado al partido. 

Con respecto a su programa y posicionamiento no han dado muchas pistas, no obstante podemos ver el ejemplo de Grecia y el de muchas alcaldías: mucho espectáculo, poca efectividad y demasiadas explicaciones que suenan a excusas. Recuerdo que uno de los lemas de Podemos (de poder) era "podemos" (de podar), la verdad es que no han podado todavía ninguno de los males de nuestras ciudades y sus proyectos suenan, más que ha podar, a cercenar lo que no les gusta. En mi caso particular, Madrid, he visto que en el palacio de correos se hacen ondear las banderas del movimiento gay, se coloca un cartel en el que se da la bienvenida a los refugiados y se invita a los indigentes a una cena de Navidad. Pero la situación de los gays es exactamente igual a la de hace un año, no hay un plan del ayuntamiento para mejorar la recepción de los refugiados o refugiar a los indigentes (para eso hay otras asociaciones, muchas de ellas religiosas). Madrid sigue sucio y las alternativas que se han barajado consisten en que mi mujer limpie el colegio, que mis hijos recojan las colillas de los cigarros (como actividad escolar) o que me  regañen si tiro algo al suelo. Luego hay una página titulada "Versión original" en que se matizan estas decisiones. Ahora, la función consiste en la retirada de monumentos, placas, nombres de calles y recuerdos de lo que no le gusta, la memoria histórica es una excusa. Para ellos resulta más sencillo retirar o destruir que aportar. 

Por último están actuando en esa firme convicción de que se tiene que prohibir o derogar lo que no les gusta. Les invito a leer el libro "Rebelión en la granja" de George Orwell y díganme si no están siguiendo el mismo camino que hicieron los cerdos cuando se quedaron con la granja.

06 febrero 2016

LOS DILEMAS DE LAS NEGOCIACIONES


La situación en que nos encontramos no es un callejón sin salida, pero no tiene solución. Ya no se trata de ganar más que los demás, sino de perder menos que ninguno. Toda solución que no implique colación entre PSOE y PP necesitará del acuerdo de al menos tres partidos. Don Pedro Simón hace una reflexión que, particularmente, me ha gustado mucho en elmundo.es, se titula "Traiciones", en este artículo hace mención de que los progresos realizados en muchas ocasiones se deben a "traiciones", a modificar fidelidades y romper lo jurado o lo prometido.


Es cierto, en este caso, la negociación implica romper muchas promesas hechas antes de empezar a gobernar. Implica una evidente falta de coherencia entre un antes y un después. Pero también significa crear puentes entre islas. Amurallarse, aunque puede aumentar la irreductibilidad, también potencia el aislamiento. Las murallas crean una sensación de seguridad, pero acentúan la soledad. Hoy los avances se hacen en equipo y los problemas se solucionan entre todos.


Por un lado, el mantenerse cerrilmente en lo prometido puede implicar llegar a una situación parecida a la que encontramos en los duelistas del Parque del Capricho en Madrid, llevan más de doscientos años sin hablarse. ¿Debemos esperar lo mismo de nuestros gobernantes? Pero por el otro lado, el hecho de rectificar una opinión puede ser interpretado como una cesión, algo que puede ser mal recibido y, por lo tanto, debilitar el prestigio de un partido. ¿Sacrificarían prestigio por posición? Se escoja el camino que se escoja ningún partido puede ganar, aunque los españoles podemos ser los principales beneficiados o perjudicados. De cara a la formación de un hipotético gobierno, creo que está claro que debemos enfrentarnos a una nueva transición, en ese caso no se debería excluir a ninguna formación política. De cara a la imposibilidad de formar un nuevo gobierno... pues el parterre de los duelistas es un lugar agradable y bonito de ver... si se mantiene cuidado.


Pero todo lo dicho puede ser válido si nuestros líderes están guiados por una voluntad de servicio, de ser parte de una solución y no ser un problema más de los españoles y nuestra  sociedad. Otra cosa es que gobernar sea una meta, un objetivo a alcanzar a cualquier precio, en este caso nos encontraríamos ante un nuevo caso de corrupción, la avaricia no se materializaría en dinero, sino en una sensación falsa de poder.