18 septiembre 2008

LILI MARLEEN

No es una canción cuartelera, tampoco es una canción guerrera, me atrevería a decir que ni siquiera es una canión del frente. Creo que es una canción para los que están lejos de su casa y buscan ampararse en el recuerdo de que alguien les estará esperando, un alguien con quien compartir sus vacaciones o escapada, por cortos que sean.
.
Pero también evoca la nostalgia de aquellos que se hacen la ilusión de que un día habrá alguien esperándoles a su regreso, de que la evocación de una persona que todos los días dedica un recuerdo hace que el hogar se acerque un poquito, y que lo lazos sigan atados.
.
Parece una tontería, pero a veces una canción despierta sentimientos con no son ni tristeza, ni alegría, llamémosle nostalgia que no es tanto añorar el hogar como evocar los recuerdos agradables del mismo. ¿Es ello bueno? creo que si. Envíando presentaciones de las que se mandan por e-mail, tuve la idea de remitir a un amigo mío que estaba en Afganistán una presentación de "What a wonderful world" de Louis Amstrong con fotos y con la letra de la canción, según mi amigo causó una sensación muy buena en el campamento.
.
Pero Goebels no pensaba igual de una canción que no despertaba el espíritu guerrero, ni ensalzaba el valor y poderío de la raza aria, sólo hablaba de una chica que esparaba a la puerta de un cuartel. Para colmo de males (de Goebels) la cantante, Lale Andersen, tenía antecedentes judíos y no era muy adepta al nazismo.
.
El caso es que los intentos de retirar la canción de la emisión no fueron bien acogidos, podía resular más pernicioso para la moral de los soldados no emitirla que radiarla. Lale Andersen llegó a ser la chica que todos los días tenía una cita con los soldados... alemanes y aliados. La potencia de las difusiones hicieron que los soldados aliados también captasen las emisiones alemanas y escuchasen primero la canción y, posteriormente, hiciesen una versión en su idioma.
.
No se a ustedes pero a mi me parece algo bonito y curioso a la vez que soldados de diferentes bandos escuchen la misma canción y tengan las mismas añoranzas. Algo así como parar la guerra unos tres minutos.
.
Les dejo a la izquierda la versión en alemán cantada por Lale Andersen, el video es muy triste al final. A la derecha la versión inglesa cantada por Marlene Dietrich, aunque Lale Andersen también la cantó en inglés, es a la actriz alemana a la que se relaciona más con el personaje de la canción.
,
La letra es la siguiente:
.
Lili Marlene. Letra, Hans Leip. Música,Norbert Schultze.
.
Vor der Kaserne. Ante el cuartel.
vor dem Grossen Tor, debajo del portón,
stand eine Laterne había un farol
und steht sie noch davor. y aún se encienta allí.
Dort wollen wir uns wieder sehn, Allí volveremos a encontrarnos,
bei der Laterne wolln wir stehn estaremos bajo el farol
Wie einst , Lili Marleen. como antes, Lili Maleen.
Unsere beiden Schatten Nuestras dos sombras
sahn wie einer aus. parecerán una sola.
Dass wir so lieb uns hatten, Nos queríamos tanto
das sah man gleish daraus. que daba esa impresión.
Und alle Leute solln es sehn, Y toda la gente lo verá
wenn wir bei der Laterne stehn, cuando estemos bajo el farol
wie eins, Lili Marleen como antes, Lili Marleen.
.
He copiado esta canción y traducción de la Crónica de la Segunda Guerra Mundial. de la editorial
SHARPE, pero la canción es más larga. Wikipedia da la siguiente letra completa, pero sin traducir:
.

Vor der Kaserne
Vor dem großen Tor
Stand eine Laterne
Und steht sie noch davor
So woll'n wir uns da wieder seh'n
Bei der Laterne wollen wir steh'n
Wie einst Lili Marleen.
Unsere beide Schatten
Sah'n wie einer aus
Daß wir so lieb uns hatten
Das sah man gleich daraus
Und alle Leute soll'n es seh'n
Wenn wir bei der Laterne steh'n
Wie einst Lili Marleen.
Schon rief der Posten,
Sie blasen Zapfenstreich
Das kann drei Tage kosten
Kam'rad, ich komm sogleich
Da sagten wir auf Wiedersehen
Wie gerne wollt ich mit dir geh'n
Mit dir Lili Marleen.
Deine Schritte kennt sie,
Deinen zieren Gang
Alle Abend brennt sie,
Doch mich vergaß sie lang
Und sollte mir ein Leids gescheh'n
Wer wird bei der Laterne stehen
Mit dir Lili Marleen?
Aus dem stillen Raume,
Aus der Erde Grund
Hebt mich wie im Traume
Dein verliebter Mund
Wenn sich die späten Nebel drehn
Werd' ich bei der Laterne steh'n
Wie einst Lili Marleen.

5 comentarios:

Domingo dijo...

Es curioso y grande a la vez cómo la música hermana a los hombres, aunque sea por espacio de tres minutos. Es en la universalidad de la música y en los sentimientos que despierta donde todos somos iguales, porque añoranza y nostalgia la sentimos todos, desde un noruego, pasando por un turco, hasta llegar a un chino. Y es que todos, por encima de todo, somos seres humanos que sentimos, lloramos y nos alegramos sin importar nuestro sexo, raza, credo o posición.

Andrés Álvarez dijo...

Es una de las mejores canciones militares "no bélicas" de toda la Historia.

Por cierto, el Ich Hatt' Einen Kameraden también tuvo similar difusión entre el Eje y los Aliados.

http://es.youtube.com/watch?v=KwQFNbNXek8

Saludos.

LUFERURA dijo...

Muchas gracias por el enlace Andrés, es cierto, pero la canción del camarada es más triste que nostálgica. Sin embargo es mucho más antigua, hay que remontarse a las campañas de la guerra de los siete años para fijar su origen.

Un abrazo.

Fernando Solera dijo...

Me sumo a lo dicho por los arribafirmantes, a lo que añado lo bien que estaba Marta Sánchez cuando cantó una versión de esta canción en español. Qué cruel es el paso del tiempo, si me permitís la frivolidad.

Ángela Paloma dijo...

Y tanto que las canciones hermanan. Creo que cada canción en nuestras vidas supone recuerdos que identificamos en el momento. Momentos únicos que queremos inmortalizar con el ritmo de una melodía...