22 septiembre 2008

¿AVANCE SOCIAL?

Hoy, que llevo un día bastante movido, me he topado con la columna de Almudena Grandes en elpaís.com, lleva por nombre "Pecado" y tiene por eje central la nueva reforma del aborto, que resulta que según doña Almudena es una exigencia social y para doña María Dolores de Cospedal no resulta que haya una inquietud en nuestro mundo. Como siempre dos extremos, no será ni lo uno, ni lo otro.
.
Ustedes las y los que sean abortistas espero que me perdonen que no sea partidario del aborto, de la misma forma que sus detractores me perdonen que debe existir una ley que garantice la seguridad de aquellas que aborten. En mi opinión, el aborto es un asunto más personal que social. Si bien creo que una sociedad debe ser laica, y este hecho puede constituir un avance social, no creo que el hecho de que una sociedad que se declare abortista o antiabortista constituya un un progreso.
.
Y lo que me da más miedo es que se pretenda presentar como tal, que como los tiempos que corren no son proclives para las buenas noticias. Un aborto que, en mi particular opinión, sea menos respeto a la vida y suponga - a fin de cuentas la muerte de un ser vivo indefenso, por muy dueña de su cuerpo que sea la madre - se quiera presentar como una buena noticia y como satisfacción de una aspiración social.

.

4 comentarios:

Domingo dijo...

Yo, ciudadano de a pie que se mueve en Metro y que no tiene coche oficial, puedo asegurar que el tema del aborto no es un debate que esté en la calle. A la gente corriente lo que de verdad nos preocupa es lo que nos cuesta la cesta de la compra y si podemos afrontar los pagos mes tras mes. Ésas y no otras son nuestras prioridades, por mucho que los que pisan moqueta y lucen Rolex pretendan imponernos su agenda.

Andrés Álvarez dijo...

Es un problema que necesita solución, si bien no imperiosa ni populista si no más bien meditada y cabal.

Pero creo que como bien dices hay que considerar el aborto como una circunstancia privada y personal y no como pública y social.

Que se imponga un criterio práctico, conciliador y realista.

Un abrazo.

Fernando Solera dijo...

Yo sólo justifico el aborto en casos en que la vida de la madre corra serio peligro, o si el bebé viene con muy graves malformaciones. Que la gente folle sin tomar precauciones y luego recurra al aborto express me parece, sencillamente, una aberración. Sobre todo porque soy de los que piensa que el ser humano tiene alma, y que ese alma la tiene desde su concepción. Pero me temo que Zapatero, Bibiano y sus mariachis no han leído a Platón.

Lola dijo...

para mi si es un problema social...y necesita una regulación urgente...

y acabar de una vez con la hipocresia , de los que se echan las manos a la cabeza y son las primeras que se van a abortar fuera de España...y al parecer parece que pretenden ...que el derecho a decir de la mujer ...sea exclusivo para las damiselas de alta sociedad...razón por la que , logicamente, ..no ven que el problema sea urgente...

un beso amigo...me parecen muy interesantes todos los temas que pones sobre el tapete..