21 octubre 2008

SALIR EN LA FOTO


Elpaís.com anuncia hoy que 'Zapatero ve "razones objetivas" para que España esté en la cumbre internacional', con estas declaraciones parece que a nuestro presidente le disgusta no pertenecer a un club exclusivo. Sinceramente me recuerda al siempre común hecho de nuestra niñez de acercarse a un grupo de chicos y preguntar "¿puedo jugar?" y que te respondan "No, que somos muchos". Claro que jugando a ser mayores hemos dicho que si podemos jugar a salir al mundo de la crisis y la respuesta a venido a ser la misma. Puede que el señor Zapatero esté decepcionado por que no cuenten con España, ni con él. Habrá quien diga que siempre nos ningunean en la escena internacional. Y estoy convencido de que todo se hace mirando al voto y a los titulares:
.
"ZAPATERO LIDERA LAS SOLUCIONES INTERNACIONALES PARA LA CRISIS"
.
"ESPAÑA Y ZAPATERO NINGUNEADOS POR LAS NACIONES MÁS INFLUYENTES"
.
El caso es que tanto los que quieran un titular como otro cometen el error de fiarlo todo a salir retratado o no. La verdad es que la actitud de cada uno ante la posibilidad de salir o no en una foto define gran parte de su carácter.
.
Hay quien opina que el quid de su participación en un suceso es retratarse, a cualquier precio, en la foto conmemorativa. Su actuación se centra en este punto, da lo mismo lo que haga, lo importante es la imagen. Figurar, aunque sea haciendo el ridículo o arrastrándose. Otros opinan que lo importante es ser discreto y no retratarse, su actuación se basa en cubrir el expediente, no hay porqué dar explicaciones, pasar desapercibido y hacer mutis en cuanto sea posible, que quede claro que he estado y que no he participado.
.
Ambos son extremos erróneos, nuestro objetivo no debe ser la foto, sino que nos inviten a estar dentro, que es una forma de reconocer nuestra aportación y darle el valor que se merece. Podemos pensar que si no nos llaman no es por antipatía o desprecio al presidente; seguramente sea porque la mayoría de los asistentes piensen que España no tiene mucho que aportar y ofrecería poco más que buenas palabras, generosas intenciones y condicionadas ideas. También deberían pensar que el señor Zapatero no va a ir representando al colectivo español, sino más bien a su gobierno. Las constantes desavenencias con la oposición y los nacionalistas (incluso los de su propio partido) no dan la imagen de un líder sólido. No es sólo culpa del señor Zapatero no estar presente, por más que le gustase, también de muchos de los que participan en la vida española, que más que apoyar y ofrecer ideas condicionan todo. Al final tanta preocupación nos llevará a la catástrofe más estúpida. Imagínense en el Titanic a un Zapatero de capitán y a un Rajoy de capitán despechado.
.
Seguramente tras chocar con el iceberg, Rajoy recriminaría las limitadas dotes de mando del capitán Zapatero sin dejarle dar la orden de evacuación. Posteriormente y tras una larga demora pondría problemas a que los pasajeros se equipasen con un salvavidas hasta no contar los equipos y comprobar por dos veces que correspondiese uno a cada pasajero. Una vez equipados los pasajeros se enzarzaría en una discusión si embarcarse cuando los botes salvavidas estuviesen en el mar o defendería que mejor embarcarse a bordo y lanzar los botes con náufragos dentro (lo contrario de lo que dijese el capitán Zapatero). Cuando se hubiese decidido manifestaría su preocupación por la comodidad de los botes salvavidas y se daría cuenta de que, repentinamente, todas las inquietudes habrían cesado porque ya estaba ahogado con toda la tripulación, los pasajeros y el capitán Zapatero. Y lo que es peor, seguiría culpando de todo el desastre al capitán Zapatero y convencido de que el había hecho todo lo necesario para garantizar una evacuación justa y en condiciones.
.
En ocasiones la discreción es lo mejor, brindar la ayuda necesaria a quien lo necesita es una cosa y hacer favores no pedidos e inútiles de cara a la galería es otra. Y pese a lo que pese, España no será otra cosa que la que los españoles quieran por mucho que nuestros iluminados políticos se empeñen en otra cosa. No hay nada más peligroso que un salvador buscando a quien salvar.
.

4 comentarios:

Domingo dijo...

Yo, amigo Lufer, he de confesarte mi desencanto y mi hastío hacia la casta política en general. Llevamos semanas, meses, años, viendo cómo nuestros gobernantes se hacen fotos y más fotos, ¿y sabes qué? Que ninguna de esas fotos se ha traducido en una mejora real en mi vida, así que ya ves lo que me importa una foto más o una foto menos. Un comino me importa.

colombine2 dijo...

buenos días Luis..Estoy con fripe, y llevo varias semanas fuera de escena , como puedes comprobar...pero he pasado esta mañana a saludarte como a otros par de amigos que andan por esta plataforma...nunca me olvido de la buena gente..aunque sea algo tardona...

En cuanto al tema lo veo bastante más complejo...para ser más ecúanimes habría que nombrar también al "lider", cada vez menos de la oposición ..al que lo último que le ha ocurrido...muy negras pasan las aguas por "Génova"..es que lo han obligado..a defender publicamente a un corrupto declarado...a FABRA...

Un abrazo Luis...discreparemos cuando sea necesario, ..pero siempre te consideraré una de las mejores personas que he conocido en esta etapa de internet...Lola

colombine2 dijo...

acabo de ver los enlaces de tus otros Blogs..no me habías dicho nada..te linkeo con el de fotos...

Jejeje..de batallas no tengo mucha gana ...

Fernando Solera dijo...

Yo creo que a Zapatero tendrían que ponerlo a presidir la Unión Europea, o mejor aún, el mundo entero. Ya que se va todo el planeta a la mierda, por lo menos que sea un español quien lo comande, pues en su país ya ha demostrado que en hundir el chiringuito patrio se las pinta solo.