02 octubre 2008

MANO IZQUIERDA, SEÑOR PRESIDENTE

Estimado José Luis, querídísimo señor Presidente.
.
Antes de nada decirte que no quiero que me confundas con Don Mariano, yo no quiero echarte en cara, con fines electorales, un proceder que creo equivocado, ni busco que esta misiva tenga más audiencia que los amigos que la lean. Una vez aclaradas las cosas creo que procede que vayamos directamente a la cuestión.
.
No seré como tu madre o la mía que te diga que a ver de que amigos te rodeas, ni te diré que tengas cuidado de lo que les dices cuando te tomas unas copas. Pero creo que si conviene que te recuerde, ya que los que te asesoran no parecen hacerlo, que tengas cuidado de lo que dices o haces en público, que la gente tiene muy malas intenciones y siempre piensa mal. Me gustaría que reflexionases acerca de la diferencia que hay entre airear los trapos sucios y dar patadas en las espinillas. No se si me entenderás, pero creo que otros presidentes, e incluso candidatos y aspirantes, entienden cuando haces declaraciones de principios y cuando labor de zapa. Es algo que deberías saber tu también, que ya tienes cierta experiencia.
.
Reconozco y alabo tus principios, ya te he dicho muchas veces que puedes ser el peor presidente de nuestra democracia, incluso el menos práctico, pero también el más idealista y comprometido. Que el refrán dice que lo cortés no quita lo valiente y, te aclaro, que ninguna de las dos cosas significa hacer el memo (o por lo menos hacerlo fuera de unos límites).
.
También te recuerdo que repites muchas veces que eres de izquierdas, que si ideas de izquierdas, que si progresismo de izquierdas, que si política social de izquierdas... pero desgraciadamente no eres zurdo, circunstancia que te obligaría a usar más asiduamente la mano izquierda. Que se puede ser directo pero elegante, y decir lo que se piensa prudentemente y sin ofender. O sea que para eso hace falta mano izquierda y parece que, como estás tan comprometido con la izquierda, no puedes usar esa mano.
.
Entiendo que te caiga bien Obama, a mi también, y que te resulte más simpático que McCain (sobre todo si no te gustan las patatas fritas) ¡Pero macho! no haces ningún favor a Obama diciendo que McCain te cae mal, flaco beneficio haces a Obama y, ya de paso, a los españoles cuando insinuas que con McCain volvemos a la guerra fría y, desde luego, parece que le das una patada a tu amiguito Barak cuando recomiendas a los Estados Unidos que cuiden sus relaciones con Rusia. ¡Hombre! Que hasta una mente obtusa como la mía sabría recomendar a los gobernantes de uno y otro país a que cuiden de sus relaciones. Pero es que parece que te crees que si no nos haces quedar mal con alguien y no ofendes a un pueblo no demuestras tu compromiso. Pepe que te estás equivocado.
.
En fin ya sólo me queda recordarte, y perdona mi insistencia, que en España tienes muchos más amigos que te entienden e incluso defienden. Pero en el extranjero estás un poco más desprotegido, que no se te capta el mensaje con la misma claridad que en España y no saben si dices tonterías o hablas en serio. De forma que, en reconocimiento a tu buena voluntad y validez, te recomendaría que cesases a alguno de tus asesores o te buscases a otro negro que no te haga quedar tan mal.
.
Con la mejor de las intenciones, queda a su disposición.
.
Luferura

4 comentarios:

Domingo dijo...

Es hablar Zapatero y sube el pan. En Moncloa se acumulan los estropicios diplomáticos, pero lo malo es que el queda mal no es Zapatero y su Gobierno, que al fin y al cabo sería lo de menos, si no que es España como conjunto quien sale erosionada en su imagen. ZP aún no se ha enterado que nos representa a todos, le hayamos votado o no, en el extranjero. Pero claro, quizá es que ser presidente de un país le venga demasiado grande, quién sabe.

Fernando Solera dijo...

Me has dejado desconcertado, Luis Fernando. Me han llegado al alma dos fragmentos de tu artículo.

- "Pero en el extranjero estás un poco más desprotegido, que no se te capta el mensaje con la misma claridad que en España y no saben si dices tonterías o hablas en serio."
Te respondo con la frase de Boadella que publiqué ayer: “Primero, creía que Zapatero se lo tomaba en serio. Después, pensé que no se enteraba. Y ahora pienso que tiene un morro monumental.“

- "Reconozco y alabo tus principios, ya te he dicho muchas veces que puedes ser el peor presidente de nuestra democracia, incluso el menos práctico, pero también el más idealista y comprometido."
Me temo que a ti también te ha tomado el pelo, Luis Fernando.

Un abrazo

LUFERURA dijo...

Estimado Fernando, inocente que es uno... y observador. No he tenido la desgracia de votarle, así que me eximo un poco de la tomadura de pelo. También es mi presidente y debo suponer que tiene principios. Y como habrás comprobado, hay que darle algunas lecciones de representación. Ni le ataco ni le defiendo, sólo indico que necesita unas lecciones de saber estar.

Un abrazo

Fernando Solera dijo...

Pues yo sí que lo voté, como bien sabes. Y como dice la cita célebre: "Si me engañas una vez, la culpa es tuya, pero si me engañas otra vez, la culpa es mía". Un abrazo.