22 marzo 2009

ADIOS KOSOVO, ADIOS

Pues me pueden decir que así no se hacen las cosas, pero creo que había que irse de Kosovo. Los españoles en general, y nuestras Fuerzas Armadas en particular, lo han hecho muy bien en cuanto a demostrar su solidaridad y su disposición para que haya una paz duradera. Alguien sabrá porqué razones han tenido que permitir que haya variado una situación final en la que se pretendía que los albaneses y servios que vivían en Kosovo, los kosovares, siguiesen viviendo en paz como si nada hubiese pasado en un territorio autónomo pero servio.
.
No ha sido así, los servios han abandonado sus casas y sus tierras para irse a vivir en dos nucleos de población y los albaneses, como ya no hay servios, han declarado su independencia. O sea, que la OTAN, y la ONU, y la OSCE y un montón de ONGs que se desplegaron en Kosovo para evitar una limpieza étnica han asisitido impotentes a otra limpieza étnica, peor aún han confirmado su existencia debatiendo y reconociendo algunos una independencia.
.
Y en esta ocasión, y perdonenme por ser tan tajante, los españoles, con el señor Zapatero a la cabeza, hemos tenido ciertos escrúpulos. Hemos sido los líderes de las fuerzas destacadas en Kosovo y ahora que se termina nuestro periodo anunciamos nuestra retirada. Es lógico, creo, ya que ahora se está apuntalando una independencia que no reconocemos, la labor de España en Kosovo está empezando a ser demasiado quijotesca, tanto que supone un esfuerzo que roza el ridículo. Que paguen la independencia de Kosovo, y los futuros conflictos, aquellos que la han reconocido.
.
En cuanto a las formas, España tiene todo el derecho de retirarse cuando quiera, ya que KFOR está encuadrada en una operación No-Artículo 5, y la decisión de reconocer la independencia de Kosovo no es unánime. De forma que el que se sienta decepcionado, aún en su derecho, tiene que entender que no hacemos más que avisar que nos vamos a ir, que lo haremos en un plazo determinado y que por nosotros ahí se queden con su independencia. Si las formas en Irak no fueron las adecuadas, aquí si lo son. Dado que unos no han hecho lo que se esperaba, es un absurdo que ellos se quejen de que nosotros, los españoles, no hagamos lo que ellos esperaban que hiciéramos.
.

3 comentarios:

Andrés Álvarez Fernández dijo...

Yo, para empezar, estoy en contra de cualquier intervención militar en tanto en cuanto no sea necesaria para mantener la defensa nacional, la integridad del territorio o la legítima protección en el exterior de nuestros intereses.

Eso por un lado. Por el otro tampoco estoy de acuerdo con la aplicación sesgada y sectaria del principio de libre secesión. Seguro que a Francia o a Alemania, cabezas de ese engendro que llamamos "Unión Europea", no les gustaría que una potencia extranjera amparase la secesión de la Bretaña o de Baviera. Kosovo es tan serbio como Cataluña española, y por tanto veo cabal el desentendernos de los cometidos que allá tenemos encargados.

Domingo dijo...

Yo no critico la retirada, que me parece coherente con nuestra postura, si no la forma en que se hace: unilateralmente y sin el consenso de los actores implicados. Cuando uno pertenece a un organismo debe ceñirse a las normas que lo rigen. Me parece de cajón de madera de pino. Pero no, una vez más España tiene que dar la nota, en vísperas además del aniversario de la OTAN y de nuestra presidencia europea. Spain is diferent. Al final me lo voy a acabar creyendo.

Fernando Solera dijo...

Yo la verdad es que no sé cómo lo hacen, pero tienen una facilidad inmensa para meterse en todo tipo de fregados. Lo más gracioso de todo es que la bronca se la está llevando la ministra cuando la decisión, obviamente, ha sido de su jefe.