08 agosto 2008

LA ÉTICA Y EL PODER

Hoy elpais.com nos obsequia con un artículo de opinión titulado "De Merkel a Zapatero" y firmado por José Ignacio Wert, sociólogo y presidente de Inspire Consultores. La tribuna comienza comparando sendas comparecencias entre la Canciller Ángela Merkel y el Presidente del Gobierno Don José Luis Rodríguez Zapatero, continúa tratando las diferentes formas de hacer frente a la crisis y llega a la conclusión de que la gestión de nuestro presidente no es buena. Debe ser harto convincente para que un medio de comunicación en línea con el gobierno resulte tan crítico.
.
Aunque podríamos hacer el meollo de la cuestión si el señor Zapatero lo hace bien o no, o cúales son las claves para solucionar esta crisis cada vez más profunda. Me van a perdonar a que haga el intríngulis en si el gobierno hace lo que debe hacer o no, se lo traslado a ustedes y sin el menor ánimo de dar argumentos para defender o atacar al señor Zapatero o a su antagonista, el señor Rajoy.
.
No me cabe duda de que se ha hecho algo que no se debe hacer: no querer ver un problema y no querer concienciar del mismo. Ya sea con fines electorales o no, dar unas explicaciones optimistas a unos indicadores pesimistas no es un ejercicio de sinceridad; seamos realistas y admitamos que en parte también somos culpables por creernos lo increíble. La promesa electoral de devolver 400 € del IRPF es algo que se parece a tirarse de cabeza a una piscina sin mirar si hay agua, claro que es una devolución a los que pagan la renta, en mi opinión es un dinero que se iba a tener que devolver el año que viene, luego puede no suponer un gasto extra para el Estado, aunque si adelantado, y ningún beneficio para el contribuyente que no sean 400 que no han sufrido inflación.
.
El siguiente paso es que no se van a recortar un ápice los gastos sociales. Me van a perdonar pero en la propia declaración está la trampa, personalmente prefiero que no se recorten los servicios y que no hagan política ficción diciendo lo que haría o dejaría de hacer el PP. Como siempre las declaraciones del gobierno quedan diluídas en un "hemos hecho mucho" acompañado por muchos datos, nadie pone en duda lo mucho que se haya podido hacer o no, pero si tenemos derecho a cuestionarnos la eficacia de lo hecho, a pesar de los titánicos esfuerzos hechos por nuestros ministros no se ha reducido el paro o la inflación y el déficit ha aumentado. Casi sería cuestión de decir que no se trata de reducir el gasto social, pero si de examinar los gastos y eliminar el mal gasto. Claro está que la crítica queda asegurada, ya sea tanto por adquirir un compromiso, como por no respetarlo.
.
Ya por último hay que reconocer que nuestro gobierno se encuentra en la encrucijada que se han encontrado otros muchos: hay que tomar decisiones en que lo correcto es ir contra lo prometido (o por lo menos aplazarlo), ir contra lo popular y decir la verdad. Un ejercicio de ello lo hizo el Presidente Felipe Gonzalez con su cambio de opinión con respecto a la OTAN y el señor Javier Solana, que de pacifista y anti-OTAN, llegó a ser su Secretario y tuvo que hacer frente a la crisis de Kosovo. Moraleja, en tiempos difíciles menos idealismo y más pragmatismo. Claro está que un fallo nuestro es que todo lo analizamos como acciones para seguir ostentando el poder o acceder al mismo, y no como un ejercicio del mismo para asegurar el bien común.
.

2 comentarios:

Domingo dijo...

La mejor política social que existe es la creación de empleo o al menos evitar su destrucción. Lo demás son paparruchas y perogrulladas, porque no hace falta que venga Zapatero para garantizarnos que las conquistas históricas del Estado de bienestar (prestaciones por desempleo, pensiones, etc) seguirán vigentes. ¡Faltaría más! Al soldado el valor se le presupone y quien te está prometiendo eso no te está prometiendo nada. Así que que se dejen de chuflas y agarren el toro por los cuernos antes de que el deterioro se enquiste aún más.

Fernando Solera dijo...

Ya quisiera Zapatero tener un pelo de Angela Merkel. Para mí es sólo un charlatán, al que le importa un pito la política social, el Estado del bienestar, los parados, etc. Es todo una pose. Y para colmo, la señorita Pajín exigiendo a la oposición que no critique, o sea, que no haga oposición. Nos han hecho creer que somos Alemania, Luis Fernando, pero España está más cerca de África que de Europa. Esto es una república bananera.