30 junio 2008

ESPAÑOLES POR UN DÍA

No hace falta que de referencias de la noticia, la selección española, "la roja" para que parezca más progresista, es campeona de Europa. Uno de mis profesores decía que las victorias de equipos españoles en Europa se interpretaban como reminiscencias de los Tercios de Flandes. Si ello fuese cierto, podríamos decir que ayer pusimos una pica en el trasero de Alemania.
.
Pero no es eso lo que más me gusta, debo admitir que lo que más disfruté fue oir antes del partido un coche con la música a tope y un conductor de los que generalmente escuchan bacalao tarareando el himno de España, que era lo que se oía. Y nadie pensó en él en términos de facha, de skinhead o de rancio, tan sólo era un forofo que animaba a su equipo.
.
También gusta ver en los balcones de las casas y en algunos coches banderas de España, se han puesto sin el reclamo de un partido político y sin más ánimo que apoyar a un equipo de fútbol. Ayer que españa venciese no era sólo un partido, era una causa apoyada por una gran mayoría de españoles. Hubo pocos disgustados y, lo que es mejor, nadie hizo política de ello. El que dijo soy español no lo dijo por nacionalismo, o contranacionalismo, pensando en la unidad de la Patria o en las glorias hispanas. Quiero pensar que lo dijo porque lo sentía y que lo dijo con orgullo.
.
Por un día todos hemos sido españoles, todos nos hemos sentido aglutinados en tonor a una bandera y unos colores. Todos hemos sentido una causa en la que hemos deseado participar, aunque no nos guste el fútbol. Los problemas de crisis o desaceleración, miembros y miembras o izquierdas y derechas han sido secundarios y una gran mayoría de personas se ha sentido anormalmente iguales: españoles. Ojalá se repitiese más a menudo.
.

3 comentarios:

Domingo dijo...

Lo de ayer fue realmente hermoso y emotivo. En mi barrio, bastante multicultural, fue emocionado y emocionante cómo todos, colombianos, subsaharianos, ecuatorianos, asiáticos, rumanos y nativos, estallamos en un júbilo común, en un abrazo fraternal de sincera felicidad. Ayer no importaban las ideologías, ni el color de la piel, ni el credo religioso, ni el nivel económico, ni otros estúpidos clasismos. Ayer todos nos sentimos uno, hermanados en el latir de un corazón vibrante. Tal y como apuntas, amigo Lufer, "ojalá se repitiese más a menudo". Ojalá.

Armando Alonso dijo...

No recuerdo una celebración mas unánime, alegre y larga, que la de este triunfo futbolero. La unión que ha conseguido el fútbol, no la consiguen los políticos, ni en sus propios partidos. Esto me hace pensar que somos seres "emocionales", antes que "racionales". Pero eso, ... es otra historia que hoy no es el momento más oportuno para comentarla.

Lola dijo...

Para mi nos hemos pasado tres pueblos ..nada de lo ocurrido ha unido a nadie ...

Tanto los que llevaban la bandera con el toro, ..como los que no pudieron sacar la suya ...siguen donde mismo estaban...

¿se nota que no soy futbolera verdad y que paso bastante de los patriotismos ...? ..pero soy así...

un beso