25 febrero 2009

CARTA A DON EMILIO G.

Estimado Don Emilio:
He sabido de su gesta hoy por la mañana en la radio, luego la he leído en elpais.com, donde se narra su hazaña en un artículo titulado "Una gota de ira en un mar de miedo". Permítame hacerle partícipe de mi simpatía y sepa que tiene todo mi apoyo en su situación actual y si alguna vez necesita un ayudante para demoler otro local de indeseables.
.
Creo que usted no necesita comprensión sino apoyo. Me sorprende la rapidez con que el PSE-PSOE ha asegurado que usted no tiene ninguna relación con el partido, me llama la atención que un partido y una sociedad,porqué no decirlo, que se venda los ojos ante el vandalismo de muchos caiga a un escalón inmediatamente superior de los que ahora le califican agresor fascista. Ellos se han apresurado y limitado a calificarle como agresor y no como víctima.
.
Sepa usted que creo que ha sido usted detenido con más facilidad, menos problemas y mas aquiescencia de las instituciones por las fuerzas de orden público que los vándalos que queman contenedores, autobuses y cajeros automáticos y sus conciudadanos prefieren no denunciar. Estoy convencido de que usted ha hecho un trabajo sanitario con la única pretensión de exterminar un nido de ratas.
.
Lamento no poder estar a su lado para brindarle un mayor apoyo, pero sepa que estoy con usted.
.

1 comentario:

Domingo dijo...

Hoy todos somos Emilio, al menos la gente de bien.